jueves, 3 de noviembre de 2016

Marvel vs DC: El Capitán América y SHIELD mejoran a cada entrega

Aquí está la segunda parte de esta batalla épica entre las dos grande potencias del cómic internacional (si descartamos a todo el Manga japonés, que sería tirarse a una piscina en la que no estoy dispuesto a zambullirme dado mi bajo nivel de natación en estas aguas). Como ya dije en la entrada anterior, siempre me ha gustado más Marvel. Personajes como Spider-Man, Lobezno o Hulk están entre mis preferidos, así que se me ve mucho de qué pié cojeo. En esta ocasión vamos a tratar dos películas y una serie (y me quedo con ganas de otra más, pero el tema se haría muy largo y no quiero ser pesado). ATENCIÓN, CONTIENE SPOILERS (o cosas que no deberías saber).

La primera película sobre la que voy a hablar es Capitán America: Civil War (8,1 en IMDB; 7,0 en filmaffinity), la tercera entrega de una saga que empezó siendo una de las peores y que ha ido cogiendo calidad a base de nuevas entregas (aquí no se cumple aquello de «segundas partes nunca fueron buenas», ya que empezó con 5,7, continuó con un 6,5 y esta tiene un 7,0 según los seguidores de filmaffinity). Estoy totalmente de acuerdo con que es la mejor de las tres aventuras de Steve Rogers como protagonista principal. Tiene acción, ritmo, algo de suspense y humor, al más puro estilo Marvel. Tiene un aire a una nueva película de Los Vengadores y eso, aunque es positivo, no me parece que sea del todo bueno. Me explico, si la forma que tienen de hacer que las cintas del Capitán sean más atractivas es siendo coprotagonista con algún que otro Vengador, ¿no creéis que el personaje no tiene la suficiente fuerza para gustar? También es curioso que el Soldado de Invierno sea más protagonista aquí, que en la película que llevaba su nombre (esto me resulta tan raro como ese Capitán totalmente cerrado a otra opinión que no sea la suya, cueste lo que cueste y caiga quien caiga). Con esto me acabo de posicionar directamente, ¿no? Soy más del bando de Ironman, que a la postre es el bando que más sensato actúa. Me gusta mucho el leitmotiv de la película: las consecuencias de nuestros actos y como los asumimos (esto daría para una importante reflexión). Sí, porque detrás de los efectos especiales, muy buenos, por cierto, hay más cosas y eso hace grande a las creaciones, aunque la Guerra Civil sea un poco forzada y a veces bastante ridícula. Destaco la participación de Pantera Negra, de Ant-Man (un personaje entrañable que no se pierde en el conjunto) y del nuevo Spiderman, con el que creo que por fin han dado en el clavo (para gozo de Stan Lee y del mío propio). Me ha encantado la participación de Daniel Brühl como Zemo en el auténtico papel de archienemigo sin poderes al estilo Lex Luthor (que deja en ridículo la de Jesse Eisenberg en Batman vs Superman, que con un personaje más potente, es totalmente superado por un guión horrible).

Vamos a continuar con X-Men: Apocalipsis (7,2 en IMDB; 6,1 en filmaffinity), la tercera entrega de una nueva trilogía de esta franquicia (de la primera trilogía nos olvidamos mejor). He de decir que soy más de la rama de Los Vengadores y todos sus satélites que de la Patrulla X, si exceptuamos a Lobezno, claro. Aquí pasa lo contrario que en la anterior película, ha ido perdiendo calidad ya que X-Men: Días de Pasado Futuro, la unión de ambas trilogías, recibió una puntuación de 6,9 y X-Men: Primera Generación, un 6,8 según los seguidores de filmaffinity. Bueno, la verdad, no creo que sea tan mala como para darla casi un punto menos que las anteriores. Es cierto que se hace larga y le falta algo (Lobezno, por supuesto), pero es entretenida y repara muchas de las cagadas que tenía la primera trilogía, como que Tormenta tardara como media hora en tirar un relámpago. La trama fundamental me parece interesante, con Apocalipsis con un toque de salvador con argumentos de peso, aunque, al final, desvela su jugada y pasa a convertirse en tirano. Para mí lo mejor es Quicksilver (el Flash de Marvel) y toda esa escena delirante a «tiempo parado», que emula la que ya tuvo en la anterior cinta de la trilogía. Seguramente algún erudito de este universo me diga, con toda la razón, estos son unos chapuceros porque este personaje y la Bruja Escarlata son hermanos (por cierto, la niña se muere justo al contrario que en Los Vengadores: La era de Ultrón, aunque un poco más adultos). Por lo tanto, tenemos dos personajes muertos coexistiendo en distintas épocas y dos vivos. Llegados a este punto siempre me hago la misma pregunta: ¿esta gente no lee lo anterior o qué? En fin, otra eterna discusión que nos llevaría eones solucionar. Creo que he dicho ya que a esta película le falta más Lobezno, ¿no?, bueno, lo repito por si a alguien se le había pasado.
Termino con una serie que estrenará su cuarta temporada en breve, Marvel Agents of SHIELD (7,5 en IMDB). Este es otro claro ejemplo de ir in crescendo según avanzamos en temporadas. Empezó siendo una serie de superhéroes sin superhéroes y donde los echábamos de menos (aún lo hago en alguna que otra ocasión), para pasar a ser humanos contra no humanos y en esta última temporada, una guerra directa entre inhumanos. Supongo que la nota de IMDB será de la tercera, porque en otras páginas tiene un 5,8. A ver que nos depara la siguiente, ya que parece que uno de los personajes protagonista puede haberse vuelto malvado (si no la seguís no veáis las «promo», porque luego somos los demás los que vamos por ahí haciendo spoiler). Buscando los enlaces para esta entrada me acabo de destripar todo el misterio de la temporada, pero todo sea por documentarse lo mejor posible. Me dejo en el tintero la mejor serie de superhéroes que se ha hecho, Daredevil, pero creo que le dedicaremos un post entero, aunque se me acumula el trabajo. La lista de espera empieza a ser larga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario