lunes, 10 de julio de 2017

Logan vs Wonder Woman: fin y principio de dos héroes carismáticos

Volvemos con otra crítica gutural. Esta vez, y siguiendo con la política de versus, vamos a enfrentar a dos cintas que, aparentemente, no tienen nada que ver la una con la otra pero que ya veréis los paralelismos que tienen. Comparar Logan de Marvel y Wonder Woman de DC parece una locura, pero espero que al final de esta entrada compartáis parte de mis afirmaciones.

Primero, comparten el éxito de crítica: Logan (8,2 en IMDB; 7,0 en filmaffinity) y Wonder Woman (8,0 en IMDB; 6,8 en filmaffinity); segundo, ambos personajes forman parte de un grupo mayor y los actores, con su personalidad, se comieron a sus compañeros haciéndose imprescindibles, e incluso tienen películas monográficas, mejores que las primeras; tercero, tiene pinta que DC va a seguir exprimiendo el éxito hasta las últimas gotas, como Marvel, y creo que estaremos encantados; y cuarto, las dos cintas me dejaron con ganas de más, por distintas razones, como es obvio. Dicho esto, vamos a centrarnos.

Es evidente que Logan es un fin de ciclo. La despedida de Hugh Jackman del personaje, lo que ya por sí añade dramatismo al asunto, pero ¿era necesario, también, convertir a Lobezno en una sombra de lo que es? Está claro que no. La idea, en sí, podría ser interesante, el ocaso de los mutantes, si te dijeran el porqué. Bueno, más bien, si explicaran algo, ya que la película solo está centrada en su presente, olvidando el pasado de forma premeditada. No hay ni una sola razón clara de este declive de los dos únicos mutantes que quedan, solo vaguedades. Está claro que la relación entre ellos es el fuerte de la película y que se sustenta solo en eso y, bueno, en una niña con poderes a la que deben ayudar, pero no es suficiente. Por estas y por otras razones que no voy a contar por no fastidiaros la trama (os advierto que el final es horrible) no entiendo como las críticas han sido tan benévolas. Para mí, no llega al aprobado la cojas por donde la cojas. La deconstrucción de Logan les ha salido muy poco conseguida y no mantiene la esencia del original, ni por asomo.

He dejado lo mejor para el final: Wonder Woman. Es la mejor película de DC desde los Batman de Nolan. No llega a ese nivel de excelencia, pero le sigue de cerca. Me temía que la actriz Gal Gadot no fuera más que una cara bonita y que la cinta estuviera hecha siguiendo las pautas del feminismo más rancio, pero no es así. Es más, no vi en ningún momento la mano femenina de la directora (lo que no sé si es bueno o malo, aún sigo meditándolo) por ningún lado. Si no llego a saber, por la publicidad, sobre todo, que la dirige una mujer hubiera pensado que es otra película de superhéroes hecha para hombres, sin más: chica maciza, violencia, acción, sin apenas amor ñoño, etc. Conozco a gente que tenía unas altas expectativas, al ver los minutos finales de Batman vs Superman, pero yo no las tenía todas conmigo. Por suerte, me equivoqué. Aunque hay cosas que no me cuadran (nuevamente un final que me dejó bastante frío) he de decir que, en este caso, comparto las notas altas para la Mujer Maravilla. La actriz está muy por encima de los demás compañeros y me temo que La Liga de la Justicia va a ser algo parecido a X-Men II, donde lo mejor fue ver a Lobezno (otro paralelismo que se cumplirá, seguro). Creo que es muy recomendable si quieres ver algo distinto, porque tiene toques para ello, aunque conserva muchos clichés del género, pero ¿acaso buscamos otra cosa cuando vamos a ver este tipo de películas? Habría que preguntárselo al director de Logan y a Marvel, quizá piensen distinto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario