miércoles, 16 de noviembre de 2022

Henry Cavill deja The Witcher por el ego desmedido de sus guionistas

Henry Cavill deja The Witcher por el ego desmedido de sus guionistas
Tenía previsto hablar sobre The Sandman, pero la actualidad manda. El abandono de Henry Cavill del personaje de Geralt de Rivia para la cuarta temporada de The Witcher (podéis leer crítica de la segunda temporada aquí). Unas semanas después de que saltase la noticia y que explotaran todo tipo de rumores acerca de su salida, se ha confirmado la razón por la que el actor se va de la serie: los guionistas.

Es de agradecer que haya alguien en el universo del cine y la televisión que defienda la obra original por encima de los caprichos de unos pocos. No hace mucho, en el otro blog donde cuento cosas sobre fantasía en general, y mis libros en particular, ya dije claramente que estoy en contra de esta tendencia (si os interesa os dejo la entrada del Ciclo de la Torre Negra aquí). Ahora, Henry Cavill ha decidido decir basta y ha salido pitando del proyecto. Ya no quiere interpretar algo que no es lo que él había imaginado.

Todo esto viene de largo. Ya se fue uno de los guionistas, Beau DeMayo, por posicionarse al lado del actor y hacer su versión lo más fiel posible. Además, declaró: «He estado en series, en concreto The Witcher, en las que algunos de los guionistas no respetaban o no les gustaban los libros y los juegos (incluso se burlaban activamente del material de origen)».

También, en la misma entrevista añadió algo de lo que estoy totalmente de acuerdo: «Es una receta para el desastre y la mala moral en la producción. El fandom como prueba de fuego suaviza los egos y hace que todas las largas noches de trabajo merezcan la pena. Hay que respetar la obra antes de poder añadir algo a su legado». Llevo años pidiendo respeto por la fantasía, pero veo que hay algunos que se creen mejor de lo que son (como Peter Jackson sin ir más lejos).

Es de agradecer que haya alguien en el universo del cine y la televisión que defienda la obra original por encima de los caprichos de unos pocos.

Ya veremos la audiencia que tiene la cuarta temporada con respecto a la anterior. No solo por la salida de Henry Cavill, sino por lo alejada de la obra original que va a estar. En este tiempo se hizo una encuesta con una muestra de 100 mil personas y casi el 80 % declaró que no vería la cuarta parte de la serie. El argumento es la salida del actor. También hay un movimiento que pide a Netflix que despida a los guionistas en vez de cambiar al protagonista masculino. 

Para meter más leña al fuego, hay muchas críticas a la hora de elegir sustituto, ya que Liam Hemsworth no parece convencer a los seguidores de la serie. Para ser sinceros, son los mismos defectos que le sacaban a Cavill cuando se descubrió que iba a interpretar a Geralt de Rivia. Al final, el actor demostró que había sido una buena elección. Dudo que Liam lo haga peor, aunque fijo que tiene un guion muy distinto al de su antecesor. En fin, la situación está calentita.


No hay comentarios:

Publicar un comentario